Las mejores bellezas de un increible pais como Argentina: ¿Qué hacer en argentina?, Destinos que hay que visitar, los mejores lugares para comer, los mejores lugares para hospedarse.
Viaducto_del_Ferrocarril_a_Ensenada

Historia de los ferrocarriles en la provincia de Buenos Aires

Existen en la Capital Federal y el conurbano dos líneas férreas de trocha métrica con servicio exclusivo de pasajeros y una con trenes de pasajeros urbanos y esporádicos trenes de carga. También, entre el límite provincial con Santa Fe y Vedia, pasando por Pergamino, se puede ver cada tanto algún tren de carga: ellas y algunas cicatrices ferroviarias en el Gran Buenos Aires que se dirigen al interior, son los restos de una red de tres mil kilómetros que alguna vez, jalonada de estaciones, sirvió al transporte de pasajeros y carga en la Provincia de Buenos Aires.

Ya en el año 1906, capitales franceses habían concebido e inaugurado un ferrocarril de trocha métrica que unía las ciudades y puertos de Buenos Aires, La Plata y Rosario, pasando por González Catán, Villars, Mercedes, Salto y Pergamino.

Desde González Catán un ramal se dirigía al porno argentino, otro desde Villars a Patricios, en las inmediaciones de Nueve de Julio, y desde allí otros dos se dirigían a Victorino de la Plaza y General Villegas. Finalmente Desde Pergamino otros rieles de esta misma empresa, llegaban a Vedia.

Este ferrocarril se llamó Compañia Federal de Ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires y era primo hermano de otro ferrocarril, La Compañía General Santa Fe, también de capitales franceses que a partir de Rosario construyó su línea hacia el norte.

Tres años después, en 1909 otra empresa, esta vez de capitales británicos inauguraba la primera sección del Ferrocarril Midland de Buenos Aires. De trocha métrica y con un propósito mas cercano a la idea de competir con el anterior que constituirse en un brillante negocio ferroviario, antes de su inauguración se declaró en quiebra y fueron los poderosos FFCC del Sud y Oeste quienes aportaron el capital necesario para la culminación de la obra.

Entre Puente Alsina y Carhué los años vieron correr sobre este ferrocarril escasas formaciones de porno casero aún mas escaso tráfico y algunos trenes que se cuentan entre los mas pintorescos de esta región.

La Provincia de Buenos Aires concebía, mientras tanto, una red ferroviaria también de trocha angosta y de su propiedad cuyas dimensiones, si se hubiera concretado en su totalidad, habría modificado substancialmente el panorama ferroviario bonaerense. La parte del ferrocarril que se construyó y que se llamó Ferrocarril de La Plata al Meridiano Quinto o Ferrocarril Provincial de Buenos Aires, a partir del puerto y ciudad de La Plata llegaba a Mira Pampa, en el límite provincial, pasando por Carlos Beguerie, Saladillo Norte, Nueve de Julio en cuyas inmediaciones cruzaba las trazas de la CGBA y el Midland, para dirigirse a Pedro Gamen desde donde un pequeño ramal alcanzaba Pehuajó.

Desde La Plata otro ramal llegaba a Avellaneda y desde Carlos Beguerie, típico ejemplo de pueblo ferroviario hoy agonizante, los rieles llegaron a Azul, Olavarría, Sierra Chica y Loma Negra.

El Ferrocarril Central Córdoba cuya línea original entre Córdoba y Tucumán, habilitada en 1875 y que fue el primer ferrocarril de trocha métrica en la Argentina, había alcanzado con sus rieles el puerto de Rosario y desde allí , tal vez por aquello de que Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires, estiró sus vías en el año 1912 hasta esta Capital, llegando a Retiro por sobre un viaducto de madera tendido sobre la margen del Río de la Plata. Se llamó porno Ferrocarril Central Córdoba extensión a Buenos Aires.

Por último el Ferrocarril Depietri ( Ferrocarril y Elevadores Depietri Ltda,), entre San Pedro y Arrecifes con una línea que se proyectó importante pero que finalmente no superó los setenta kilómetros, cierra la red de la trocha métrica en la Provincia de Buenos Aires de la que hoy solo sobreviven en servicio pequeños y seguramente necesarios ramales como los de TMB y Ferrovias, llevando y trayendo pasajeros o la línea del Belgrano cargas, entre Retiro y Rosario y los furtivos viajes de esta misma empresa desde Rosario a Vedia, corriendo en época de cosecha.